Remedios caseros para blanquear los dientes rápido

Son muchos los tratamientos caseros que se utilizan para intentar blanquear los dientes rápido sin tener que recurrir a tratamientos profesionales que pueden resultar costosos. La aparición de internet ha supuesto poner al alcance de nuestro explorador decenas de estas soluciones que con más o menos base científica, nos ayudarán a mejorar nuestra sonrisa:

Bicarbonato de sodio para blanquear los dientes

Seguramente el remedio más extendido. También se suele nombrar mezclado con limón, simplemente echamos un poco de bicarbonato de sodio en el cepillo y frotamos. Eso sí, deberemos tener en cuenta que cualquier sustancia que pueda producir fricción terminará por dañar el esmalte, con lo que no es conveniente ni excederse en la fuerza del cepillado, ni en emplear este remedio de forma habitual. Simplemente, recuerda de vez en cuando utilizarlo y verás como mejora el color de tus dientes.

Las frutas para blanquear los dientes

Numerosos remedios populares echan mano del consumo de ciertas frutas, o de su fricción con los dientes. Entre ellas la más popular es la manzana, que ayuda a blanquear los dientes y de paso fortalece nuestras encías.

Las fresas, partidas por la mitad y frotadas por los dientes también es considerado un tratamiento blanqueador natural. Incluso algunos remedios lo nombran como complemento ideal del bicarbonato, haciendo una pasta entre ambos elementos.

Salvia para blanquear los dientes

La salvia mezclada con agua hirviendo, se deja refrescar y sirve como enjuagado después de cada comida. Incluso masticada directamente se puede utilizar como blanqueador dental.

Café, tabaco, vino, limón, refrescos de cola…

Para mejorar los efectos de cualquier tratamiento para tener unos dientes más blancos es necesario vigilar los factores que crean las manchas en los dientes. Los jugos ácidos como el vino tinto o el limón, el café, o el consumo de tabaco producen manchas en nuestros dientes. Limitar su consumo, o al menos limpiarnos los dientes después de su consumo aumentaría la eficacia de cualquier remedio casero para blanquear los dientes.