¿En qué consiste el tratamiento de blanqueamiento dental?

Tanto la utilización de un kit de blanqueamiento dental, como la aplicación de diferentes productos con efecto blanqueador dental casero para conseguir blanquear los dientes, pueden ser una posible solución para aquellas personas con pequeñas manchas en los dientes que han visto cómo el tono de su esmalte disminuía a pequeña escala.

No obstante y antes de alarmante, es interesante que analices tu caso en particular. Observa tus dientes y analiza cuántos tonos ha podido perder. Si tienen un tono demasiado oscuro o han aparecido manchas amarillas en los dientes, lo mejor sería que consultes un especialista en una clínica dental. En cambio, si tus dientes han dejado de ser tan blancos por tus hábitos alimenticios, la solución puede ser probar con un buen kit de blanqueamiento dental.

¿En qué consiste un tratamiento de blanqueamiento dental? ¿Cómo se efectúa dicho tratamiento para blanquear los dientes?

Cuando hablamos de un tratamiento de blanqueamiento dental clínico, el dentista lo que hace es introducir un molde en la boca del propio placiente con un producto que sirve para blanquear los dientes. Esto se efectúa únicamente cuando queremos un blanqueamiento dental completo. Una vez que tenemos el producto y el molde en la boca, el dentista coloca una lámpara que emana una luz especial y que potenciará el efecto blanqueador de los dientes.

El tratamiento de blanqueamiento dental tiene un precio más elevado que el resto de tratamientos, pero por otro lado, es el que proporciona unos resultados más profesionales desde el primer momento, ya que únicamente dura una sesión de una hora aproximadamente.

Si por el contrario, quieres realizar un tratamiento de blanqueamiento dental más exhaustivo ó, lo que es lo mismo, diente por diente, la sesión será algo más larga ya que se deberá exponer el diente a una lámpara especial y a un producto que el dentista deberá aplicar pieza por pieza.